Viajar a EEUU con una discapacidad o minusvalía

viajar a eeuu con una discapacidad

El hecho de padecer una discapacidad no tiene por qué ser un impedimento para disfrutar de los Estados Unidos. Sin problema, se puede viajar con una discapacidad a Estados Unidos, ya que es un país que cuenta con unas atracciones turísticas perfectamente adaptadas para todos aquellos viajeros que padezcan alguna minusvalía, algo que no puede decirse de todos los países.

Estados Unidos es un país que está muy concienciado con las ayudas y las dificultades, tanto físicas como mentales, de una gran parte de la población, y con ello, para cualquier turista que quiera acceder a alguna de sus ciudades y presente algún tipo de minusvalía. Los medios de transporte o lugares públicos, además de hoteles o restaurantes, también están obligados por ley a adaptarse a las necesidades de los usuarios discapacitados.

Seguro médico para discapacitados para viajar a USA

Tanto quienes vayan a viajar a USA con necesidades especiales como sus acompañantes o el resto de viajeros sin ningún tipo de discapacidad, deberán hacerse con un seguro médico antes de viajar a los Estados Unidos. De esta manera, estarán cubiertos en caso de necesitar, por cualquier motivo, asistencia médica en Estados Unidos. Existen diferentes tipos de seguros médicos, así que antes de viajar, es importante informarse bien de las coberturas que tiene, ya que la atención médica en EEUU es mucho más cara que en España y Europa.

Pese a contar con seguro médico, nunca está de más llevar un documento -en inglés- con información del usuario con discapacidad o minusvalía:

  • Nombre y apellidos,
  • Contacto de algún familiar o acompañante,
  • Lugar de residencia, hotel o apartamento de hospedaje en Estados Unidos.

A su vez, también es recomendable adjuntar los siguientes datos:

  • Número de teléfono de urgencias,
  • Tipo y grado de discapacidad,
  • Grupo sanguíneo,
  • Contraindicaciones médicas relacionadas con la discapacidad,
  • Medicación habitual.

En caso de necesitar atención médica y no estar cubiertos por un seguro, el coste se puede disparar y lo que en principio tenía que ser un viaje de placer se puede convertir en una pesadilla.

Consejos para viajar a EEUU con una discapacidad

De todos los consejos o documentos para viajar con una discapacidad a Estados Unidos, quizá el más interesante y necesario sea el ESTA para ciudadanos españoles. La autorización de entrada al país para los 39 países (entre los que se encuentra España, Chile y Andorra) para entrar al país de forma legal.

Al pedir el ESTA y entrar dentro del programa Visa Waiver, y no tener que tramitar un visado convencional para discapacitados, te ahorrarás largos trámites en el proceso.
El ESTA tiene una duración de dos años -o hasta que caduque tu pasaporte- y podrás pasar 90 días consecutivos en el país. Para conseguirlo solo necesitas tener un pasaporte electrónico y responder a las preguntas de seguridad que aparecen en el formulario para la autorización ESTA. Se recomienda solicitar el ESTA con al menos 72 horas de antelación al viaje.

Sobre el ESTA para ir a EEUU, no existen diferencias en la tramitación de dicha autorización para usuarios con o sin discapacidad o minusvalía. Si por el contrario la autorización ESTA ha sido denegada o no forma parte del programa Visa Waiver, deberá acudir al consulado o Embajada más cercana para tramitar una visa para discapacitados a Estados Unidos.
Al ser un vuelo muy largo, recomendamos que antes de viajar, contactes con la compañía aérea, y más si el pasajero tiene alguna necesidad especial. Antes de partir también puedes pedir a tu médico consejos para el vuelo. Viajar a Estados Unidos con una discapacidad no supone ningún peligro, y si vas a viajar con tu perro guía, podrá acompañarte durante todo el viaje, igual que si estuvieses en casa. Eso sí, recuerda que la tarjeta de aparcamiento para discapacitados no sirve en EEUU.

La «Disabilities Act»

Una de las señas de identidad de EEUU es su respeto hacia sus personas y hacia determinados colectivos, y una de las mejores muestras de ello, es la Disabilities Act, una ley diseñada para proteger a las personas discapacitadas y que nos facilita las cosas a la hora de viajar a Estados Unidos con una discapacidad. Precisamente gracias a esta ley, en las ciudades americanas se han roto las barreras arquitectónicas para personas en silla de ruedas y se intenta acabar con las discriminación hacia este colectivo en servicios y lugares públicos.

Gracias a esta ley, que data de 1990, ciudades como Nueva York, una de las más visitadas del mundo, están 100% adaptadas para recibir a turistas discapacitados que deseen conocer la Estatua de la Libertad, Central Park o el Empire State. Museos, parques de atracciones e incluso el transporte del hotel al aeropuerto debe estar adaptado para que las personas que han decidido viajar al extranjero con una discapacidad no tengan ningún problema a la hora de disfrutar de los Estados Unidos como un turista más.

Estados Unidos tiene muchas restricciones de entrada para proteger a sus ciudadanos, pero también ofrece muchas ayudas y adaptaciones en todos lugares turísticos, restaurantes, hoteles, transporte etc. una cuidad cosmopolita adaptada a las necesidades de cualquier ciudadano americano  y turista.

Al utilizar nuestra web, usted acepta nuestra Política de Cookies. Haga clic aquí, para saber más. Estoy de acuerdo