Turismo de partos: ¿Es legal viajar a Estados Unidos para dar a luz?

turismo de partos en estados unidos

Seguro que más de una vez has oído hablar del turismo sanitario, personas de un país que viajan al extranjero para beneficiarse de su sistema sanitario público. Pues bien, algo parecido sucede con el turismo de partos en Estados Unidos, con la diferencia de que allí la sanidad es privada.

Puedes recibir atención médica para turistas en Estados Unidos, pero la principal razón por la que muchas mujeres deciden viajar a Estados Unidos para dar a luz es otra: que su hijo obtenga la nacionalidad estadounidense.

¿Si mi hijo nace en Estados Unidos me dan la residencia?

Esta es la pregunta que se hacen muchas madres y padres antes de decidirse a tener un bebé y viajar a Estados Unidos. Según la enmienda 14 de la Constitución de los Estados Unidos, toda persona nacida en territorio estadounidense tendrá acceso a la nacionalidad, así que los hijos de las mujeres que optan por el turismo de parto, la logran. Ni la madre ni el padre la tendrán, no al menos a corto plazo, pero sí el hijo, aunque esta enmienda constitucional despierta el rechazo en cierto sector de la población.

Las fuerzas políticas más conservadoras aseguran que es una manera de fomentar la inmigración ilegal, aunque esto no siempre es así. Se puede dar a luz en Estados Unidos con una visa de turista como puede ser el ESTA, y luego regresar a casa. Es totalmente legal, y hay quien ve en ello una oportunidad de futuro para sus hijos. Claro que también están los que aprovechan el turismo de parto para lograr la nacionalidad estadounidense de sus hijos y quedarse ilegalmente en el país, y ahí empiezan los problemas.

La mayoría de mujeres extranjeras que optan por tener un hijo en EEUU son mexicanas (41%), por delante de las venezolanas (22%), nigerianas (16%) e irlandesas (6%). Aunque en un porcentaje menor, también es frecuente que acudan mujeres de la República Dominicana, los Emiratos Árabes Unidos, Colombia, Chile, Sudáfrica, Mauricio, el Líbano o Egipto a dar a luz a los Estados Unidos. Y, como suele pasar en estos casos, no ha tardado en crecer el negocio del turismo de partos, cada vez más potente.

Así, varias empresas ofrecen paquetes completos que incluyen el seguimiento de los últimos dos o tres meses en los Estados Unidos, en los que las madres se alojan en hoteles o residencias junto a otras mujeres en la misma situación, el parto y atención para la madre y el bebé en las semanas posteriores al parto. El precio cambia según la ciudad, la empresa y, sobre todo, si se trata de un parto natural o por cesárea; pero el coste mínimo del turismo de partos son 5.000€, aunque puede rondar fácilmente los 10.000€.

Cómo entrar en Estados Unidos para tener a mi hijo

Si perteneces a uno de los 38 países incluidos en el programa de exención de visados, puedes ir a tener un bebé en Estados Unidos con el ESTA. Basta con rellenar el Formulario de solicitud del ESTA, y si la respuesta es positiva podrás permanecer 90 días consecutivos en EEUU con el ESTA, que tiene dos años de validez. Podemos utilizar el ESTA para visitar Estados Unidos con fines médicos, y el proceso para conseguirlo es mucho más rápido que el de un visado convencional.

Si vas a viajar con tu pareja o con algún acompañante, puedes solicitar el ESTA para familias o para grupos. El funcionamiento es idéntico al ESTA individual. La validez es la misma, y ya solo tienes que preocuparte de decidir dónde nacerá tu bebé, que vendrá al mundo con la nacionalidad estadounidense bajo el brazo.

Si por el contrario, no perteneces a ningún país del Visa Waiver, deberás solicitar un visado convencional, rellenando el formualrio DS-160 y realizando la entrevista con el consulado.