10 cosas a tener en cuenta para hacer la Ruta 66

ruta 66

La Carretera Principal de América, la Madres de todas las Carreteras, la Carretera de Will Rogers… Da igual como nos refiramos a ella, los 3.940 km. que separan Chicago de Los Ángeles, y que cruzan Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México y Arizona conforman la Ruta 66, una de las carreteras más legendarias del mundo.

Miles de personas apuestan por viajar a Estados Unidos para hacer la Ruta 66, si tú también eres uno de ellos no te pierdas estos 10 consejos.

1. El visado

Antes de cualquier viaje a Estados Unidos necesitarás un visado, aunque si cumples los requisitos de elegibilidad del ESTA puedes aprovechar el programa de exención de visados, lo que facilita mucho las cosas. Rellena el formulario online, y al final no olvides imprimir la autorización ESTA.

2. Los pueblos fantasma

Con el ESTA para españoles en el bolsillo, empezamos el recorrido. En Illinois, Misuri, Kansas, Oklahoma y Texas cruzaremos decenas de pueblos fantasmas, abandonados por culpa de las autopistas que restaron tráfico a la 66. Pueblos de una calle, negocios cerrados, semáforos medio colgados y country sonando por los altavoces.

3. Disfruta del arte urbano

Abandonados o no, cada pueblo tiene su mural en el que destacan los aspectos más característicos de la zona y de América. Si vas a viajar por la carretera 66 seguro que te encuentras con murales sobre teja roja donde destacan el petróleo, el ferrocarril o las banderas locales y estadounidense.

4. Trenes eternos

No son cosa de las películas, existen de verdad. Son trenes kilométricos, serás incapaz de contar cuántos vagones tienen y al pasar dejan un largo silbido detrás de sí. Si te los encuentras en un paso a nivel no tendrás más remedio que interrumpir tu viaje unos minutos y disfrutar del majestuoso ferrocarril.

5. 20 días mejor que 15

Si quieres disfrutar de la Ruta 66 en todo su esplendor, mejor recorrerla en tres semanas. Hay quien la recorre en 15 días, pero si tienes tiempo -y ganas de conducir- te recomendamos planificar un recorrido de unos 20 días por la Madre de Todas las Carreteras.

6. El verano, la mejor opción

Pasarás calor, cierto, pero si la haces en verano te ahorrarás el frío extremo, las nevadas y heladas de la América profunda, que empiezan en octubre. En primavera, en los meses de mayo y junio, son habituales las tormentas, que en verano son poco frecuentes. Lo ideal es hacerla entre julio y septiembre.

7. El alojamiento

Una de las cosas que hacer en la Ruta 66 es dormir en los moteles con encanto que encontramos por el camino. En las grandes ciudades sí que es recomendable reservar habitación, pero en los moteles de carretera no suele ser necesario. Antes de partir, infórmate de los más interesantes. Es toda una experiencia.

8. Tally’s Café, Tulsa

Hamburguesa con patatas y una Coca-Cola gigante, el menú estrella de la gastronomía made in USA. Al pie de la Ruta 66, el Tally’s Café de Tulsa cuenta con sofás de cuero rojo, un suelo ajedrezado y el típico cartel de luces de neón. ¿Se te ocurre algo más auténtico?

9. ¿Qué presupuesto necesito?

Vamos a estar un montón de días, y aunque factores como el alojamiento, la comida o el alquiler del vehículo también influyen, nos puede costar entre 1.700€ -15 días- y 2.500€ -20 días- por persona. Quizá te parezca mucho, pero en otros sitios eso es lo que te cuesta una semana.

10. ¿Qué medio de transporte utilizo?

Coche, moto, autocaravana… Elige el que más te convenza, pero piensa que pasarás muchas horas en él. Por suerte, la gasolina es barata. A la hora de alquilarlo asegúrate de que no hay límite de kilómetros y de que está asegurado a todo riesgo. Y no olvides que además de tu autorización ESTA necesitas el carné de conducir internacional para conducir en EEUU.