Medidas de control en las fronteras terrestres de USA

reconocimiento facial en las fronteras terrestres de eeuu

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos está comenzando a introducir sistemas de reconocimiento facial en los cruces fronterizos terrestres hacia los Estados Unidos.

Esta tecnología se está probando en un pequeño número de puntos de entrada y salida en la frontera entre México y Estados Unidos.

¿Qué son y cómo funcionan los sistemas de reconocimiento facial en las fronteras terrestres y cómo afectará su implantación completa a quienes viajen a los Estados Unidos? A continuación, se resuelven estas cuestiones.

¿En qué consiste el reconocimiento facial?

El software de reconocimiento facial está diseñado para evitar que los viajeros hagan uso de identificaciones falsas o robadas para ingresar a los Estados Unidos.

Para lograr su objetivo, esta tecnología utiliza cámaras para tomar fotografías de quienes cruzan la frontera y hace comprobaciones de sus caras con las imágenes en sus documentos de identificación y fotografías de viajes anteriores almacenados en una base de datos.

Este sistema ha sido probado previamente y se ha demostrado su éxito. De hecho, con el uso del reconocimiento facial se ha logrado impedir la entrada a los Estados Unidos de varias personas que intentaron acceder con un pasaporte que no les pertenecía.

¿Dónde se utiliza el reconocimiento facial?

El reconocimiento facial en los aeropuertos de EE.UU. ya ha sido implementado y se utiliza activamente en más de 20 ubicaciones en todo el país, ya sea para llegadas o salidas.

Muchos aeropuertos, además de tener un software de reconocimiento facial, cuentan con un sistema biométrico para entradas y salidas.

Varias aerolíneas que operan vuelos hacia y desde los EE.UU. también usan reconocimiento facial. Para ello, toman imágenes de los pasajeros antes de abordar sus vuelo a los Estados Unidos.

El actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva en 2017 para implementar, lo antes posibles, sistemas biométricos en los aeropuertos, incluido el reconocimiento facial.

Con la política de la administración Trump de endurecer el control migratorio, la tecnología también se introdujo en varios puntos de la frontera mexicana en septiembre de 2019, como San Luis y Nogales, Arizona.

Esto se ve como una prueba para el software de reconocimiento facial en las fronteras terrestres de EE.UU. La versión de prueba se ampliará y se instalarán más sistemas en otros puntos de control fronterizos.

Si la tecnología demuestra ser un éxito, es probable que el reconocimiento facial se use en más y más puntos de entrada y salida a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos y posiblemente también en la frontera con Canadá.

Críticas al reconocimiento facial

Los encargados de producir y distribuir equipos biométricos, como el software de reconocimiento facial, afirman que esta tecnología es mucho más precisa que las personas. La tasa de precisión del ser humano al emparejar imágenes de una misma persona es de un 50%, mientras que en el caso del software es del 96-99%, según NEC Corporation of America.

A su vez, la implementación del software de reconocimiento facial ha sido criticada por varios grupos. Muchos ciudadanos estadounidenses sienten que el uso de la biometría en las fronteras es intrusivo y existe preocupación sobre cómo se almacenarán los datos recogidos y para qué se utilizarán.

Las principales inquietudes y críticas son debidas al hecho de:

  • Tomar fotografías sin el consentimiento del viajero.
  • El uso potencial de datos biométricos para mantener la vigilancia de la población, como en otros países.
  • Si los datos son seguros contra ataques cibernéticos.
  • La precisión de la tecnología: el reconocimiento facial no es seguro al 100% y podría dar lugar a casos de identidad errónea en los cruces fronterizos.

¿Puede negarse al reconocimiento facial?

El Gobierno de los Estados Unidos introdujo el reconocimiento facial en el control fronterizo para aumentar la seguridad en los puntos de acceso y salida del país. Inicialmente, tenía la intención de evaluar tanto a los viajeros internacionales como a los ciudadanos estadounidenses.

Sin embargo, como resultado de la reacción de los estadounidenses preocupados por problemas de privacidad, los nacionales de EE.UU. pueden optar por no tomarse una foto con fines de reconocimiento facial.

A tener en cuenta: aquellos que eligen no aportar sus datos biométricos pueden tardar más en pasar el control fronterizo que aquellos que consienten usar esta tecnología.

Los ciudadanos no estadounidenses que ingresen a los EE.UU. no tendrán más remedio que pasar por el proceso de detección de reconocimiento facial. Es muy poco probable que puedan negarse a ser examinados en el futuro.

¿Cómo afectará el reconocimiento facial a mi visita a EE.UU.?

Es poco probable que los controles de reconocimiento facial en el control fronterizo afecten a cualquier persona que viaje legalmente a los Estados Unidos. En todo caso, ofrece dos ventajas principales para las llegadas:

  • Seguridad extra
  • Controles fronterizos más rápidos debido a la automatización

Para visitar los Estados Unidos legalmente es importante tener la documentación correcta. Los nacionales de ciertos países pueden obtener la exención de visa ESTA para los Estados Unidos, mientras que otros deben obtener otro permiso o visado de viaje.

Los viajeros pueden solicitar el ESTA en línea a través de un proceso simple, que evita la necesidad de acudir a una embajada o consulado y hacer cola.

Mientras los visitantes tengan el ESTA o una visa estadounidense y un pasaporte válido, no deberían experimentar ningún problema al ingresar a los Estados Unidos con la tecnología de reconocimiento facial.

Al utilizar nuestra web, usted acepta nuestra Política de Cookies. Haga clic aquí, para saber más. Estoy de acuerdo